Las abejas frías no son terribles

Las abejas frías no son terribles

En un gran grupo de abejas (y en el invierno el club una familia fuerte es de 30-35 mil insectos, y su densidad es muy alta), es bastante f√°cil para crear las necesidades de la vida c√°lida y f√°cil mantenerla.

La acumulaci√≥n de insectos, densamente cubiertos de pelos, es una gran mara√Īa peluda. Una rayita, como saben, muy bien retiene el calor.

Entre los innumerables pelos en el cuerpo de las abejas está encerrada una masa de burbujas de aire que retienen calor en la maza y evitan la penetración de frío en ella. Además, el aire está en las células de los panales en los que las abejas están sentados. También contribuye a la preservación del calor. En consecuencia, no es casualidad que las abejas se junten en celdas sin miel.

El club de las abejas es esf√©rico. Una pelota en comparaci√≥n con otras figuras geom√©tricas tiene el √°rea m√°s peque√Īa de contacto con el medio. Por lo tanto, pierde menos calor. El club no permanece constante. Puede disminuir o aumentar de volumen, engrosarse o, por el contrario, aflojarse. En heladas severas, la temperatura del aire exterior, en el hueco de un √°rbol y en una colmena, es casi la misma. En las heladas, el palo se engrosa, se vuelve m√°s peque√Īo. Las abejas se aferran estrechamente el uno al otro. Ellos forman una capa protectora. Evita la penetraci√≥n de fr√≠o en el centro del club.

Club de Calentamiento expande y ocupa una gran superficie, el espesor de la capa protectora se puede reducir a 2 cm. Como resultado de club de invierno pulsaci√≥n que elabor√≥ ‚Äč‚Äčpor las abejas como una reacci√≥n al fr√≠o, la temperatura se mantiene con firmeza en su centro dentro de la materia 14-15 ¬į C, que son la fuerza y ‚Äč‚Äčla duraci√≥n de las heladas. Desde el centro del club, el calor se extiende a sus alrededores.

Adem√°s, las abejas congeladas de la periferia se aprietan en el medio, donde est√° m√°s caliente, y en su

lugar vienen otras que se han calentado. Como vemos, el mecanismo de regulaci√≥n del calor en las abejas es muy simple y confiable. √Čl trajo la naturaleza a la perfecci√≥n. Este m√©todo de formaci√≥n y distribuci√≥n de calor pr√°cticamente excluye la muerte de las abejas a bajas temperaturas. En los bosques del cintur√≥n medio del pa√≠s y Siberia, los apicultores y los cazadores encuentran nidos de abejas directamente en las ramas de los √°rboles. Los insectos desprotegidos soportan inviernos largos y severos.

En el centro del club, las abejas no son tan densas como en su superficie y pueden moverse. Debido a la actividad motriz y la fricción, que es inevitable en la acumulación de insectos, elevan la temperatura cuando cae por debajo de la norma. Incluso en las abejas estacionarias, la temperatura puede aumentar debido a un temblor peculiar. Y dado que el cuerpo de la abeja tiene una alta conductividad térmica, el calor del centro de calor, como de la estufa, se extiende por todo el club.

La pérdida de calor del club para el medio ambiente se reduce con su compactación. Numerosos estudios han establecido que las temperaturas positivas de la abeja se mantienen solo dentro del palo y en su superficie. Ni siquiera intentan calentar su vivienda. Esto no lo hubieran logrado, porque es muy grande. Es como si una persona decidiera en invierno no calentar una casa, sino una calle. Cerca del club en la colmena o en el hueco puede haber cualquier temperatura baja y todo está cubierto de escarcha, pero en el club siempre está tibio.

Como puede ver, las abejas no temen a las heladas. No en vano, diciendo: “no hace abeja miedo a las heladas, y los apicultores” Muchos est√°n cubiertos con las abejas en Zimovniki, subterr√°neo, diferentes zonas c√°lidas porque subestiman el potencial natural de abejas soportar las bajas temperaturas. Por el contrario, en invierno las abejas llevan temperaturas y congesti√≥n mucho m√°s pesado positivas, que a menudo se crean en √°reas al azar no adaptadas en invierno, descongelar y m√°s cerca de la primavera.

Las abejas, que han estado congestionadas en el invierno, no vienen en la primavera; alegre, activo y eficiente, como invernar; voluntad. Sus familias empeoran, enjambran m√°s y a menudo se enferman. Probablemente, las abejas son √ļtiles y necesarias para congelar, endurecerse por el fr√≠o. Los cient√≠ficos apicultores a√ļn no lo han demostrado, pero practican; Hace tiempo que estamos convencidos de los efectos beneficiosos sobre las abejas del fr√≠o. Quiz√°s, todo el asunto radica en la fuerza de la familia, en el n√ļmero de sus miembros. En familias fuertes, las abejas son suficientes para producir calor y para salvarlo. La p√©rdida de calor de una gran comunidad se restablece f√°cilmente. Una familia peque√Īa y d√©bil, por el contrario, se ve obligada a asignar m√°s abejas para crear una capa protectora del palo que a producir calor. Esta peque√Īa parte de la familia tiene que trabajar con el exceso de fuerzas. Por lo tanto, una familia d√©bil se desgasta significativamente durante el per√≠odo de invernada, y para la primavera se est√° debilitando. En √©l, muchas abejas mueren. Es por eso que debemos dejar que las familias fuertes vayan al invierno.

Sol√≠a ‚Äč‚Äčcreerse que cuanto m√°s gruesas eran las colmenas, m√°s c√°lidas eran las abejas en invierno. Sin embargo, ahora se establece que la colmena es solo protecci√≥n externa, el espesor de las paredes no afecta la temperatura del nido. Muchos apicultores comenzaron a hacer colmenas con tablas de 20-25 mm de espesor, casi dos veces m√°s delgadas y livianas de lo que sol√≠an ser. Se calientan m√°s r√°pido con el sol de oto√Īo y primavera y promueven el vuelo de las abejas, y en los d√≠as c√°lidos de invierno favorecen el movimiento del club hacia los panales de miel. En colmenas gruesas, por el contrario, es m√°s fr√≠o cuando se calienta que en la calle.

Las abejas son m√°s dif√≠ciles de soportar los vientos que las heladas. Si su casa es volada, el club pierde calor r√°pidamente y m√°s, significa que gasta m√°s energ√≠a para su producci√≥n. No es por casualidad que los colmenares se colocan en jardines, bajo la protecci√≥n de √°rboles y arbustos detr√°s de las casas, bajo la cubierta de monta√Īas y peque√Īas colinas. Es m√°s tranquilo aqu√≠. Y si este no es el caso, las colmenas son envueltas por los vientos de los vientos, dejando las cintas abiertas y qued√°ndose dormidas con nieve. Con el tiempo, se forma espacio libre entre las paredes de las colmenas y la nieve del calor que las abejas se destacan. Esta envoltura de aire reduce el efecto de las fuertes fluctuaciones de temperatura del aire exterior y favorece la invernada.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Las abejas frías no son terribles