La formación del veneno de abeja

La formación del veneno de abejaLa obrera-abeja tiene un complejo aparato pectoral que está debajo del último anillo abdominal. Este dispositivo consiste en el llamado trineo, dos estiletes, tres pares de placas quitinosas (oblongas, triangulares, cuadradas) y dos glándulas venenosas (grandes y pequeñas). El estilete es una varita de quitina fina con forma de aguja con 10 muescas en el extremo.

Cuando se pica, el estilete se extiende más allá del trineo y se pega a la piel, y las glándulas venenosas se conectan al trineo de la picadura. La gran glándula venenosa (con un fuerte secreto ácido) consiste en un tubo largo en forma de hilo que comienza con un tenedor y termina con una parte agrandada, un reservorio de la glándula venenosa. En la parte filamentosa de la gran glándula venenosa, se produce un veneno, que viene antes de que se pique en el vial venenoso del tanque. Una pequeña glándula venenosa (con un secreto levemente alcalino) es

una abertura de tubo corta en la base del trineo.

El veneno de abeja drena en la herida en el surco en la superficie inferior del trineo. Cuando se pica, se abre el estetoscopio y, como resultado de las contracciones musculares autónomas del estilete, el aguijón penetra más profundamente en la piel de la piel.

Una abeja que ha despertado a un hombre pierde su aguijón y luego de un tiempo muere; cuando la abeja intenta sacar su aguijón de la piel humana elástica, se rompe, ya que está provista de las más finas rebabas invertidas, atrapadas en la piel. Una abeja picada por otra abeja o algún insecto (y este es el propósito natural de sus armas venenosas), no pierde su aguijón y no sufre ningún daño en absoluto. Solo en el caso de que una abeja pique a una persona o animal, lo paga con la vida.



1 звезда2 звезды3 звезды4 звезды5 звезд (No Ratings Yet)
Loading...

Как сохранить соты.
La formación del veneno de abeja