Procesamiento de néctar en la miel

Procesamiento de néctar en la miel

N√©ctar, adem√°s de az√ļcar, contiene sales minerales, √°cidos, vitaminas, enzimas, nitr√≥geno, dekstrinoobraznye, sustancias arom√°ticas y otros, y la levadura (esporas de hongos), que cae en ella desde el aire. El n√©ctar, recolectado por las abejas de la mayor√≠a de las plantas, es muy l√≠quido.

En una colmena, se fermentaría rápidamente, pero las abejas nunca dejan que se estropee el néctar, que se doblaron en las células del panal. Esto se logra principalmente por la rápida condensación de néctar a un nivel en el que la levadura no puede desarrollarse.

En un experimento, a las mismas familias de abejas de fuerza se les dio jarabe de az√ļcar de diferentes concentraciones: 50, 60 y 70%. Un d√≠a despu√©s, en todas las familias, la concentraci√≥n de jarabe alcanz√≥ el 71-72%, independientemente de la concentraci√≥n inicial.

Con abundante miel, como se se√Īal√≥ anteriormente, las abejas solo contribuyen con tanto n√©ctar (jarabe) que pueden procesar. Regule el n√©ctar del abeja-receptor. Colocan el n√©ctar reci√©n introducido en celdas vac√≠as o en panales ubicados respectivamente cerca y cerca de la cr√≠a, es decir, en los lugares m√°s c√°lidos del nido. Las jaulas de la abeja no llenan m√°s de 1/3, suspendiendo las gotas del n√©ctar a las paredes superiores y el fondo de las jaulas que contribuye a la evaporizaci√≥n m√°s intensa del agua del n√©ctar.

Durante la cosecha abundante de miel, las abejas reducen la humedad relativa en los lugares donde se pliega el néctar. Por lo tanto, con la recolección intensiva de miel, la humedad relativa del aire en estos lugares fue del 54-66%, mientras que en condiciones normales (hasta la recolección de la miel) fluctuó dentro del 76-91%. Tal disminución en la humedad relativa, lograda por una mayor ventilación, aumenta significativamente la capacidad de humedad del aire y acelera la evaporación del exceso de agua del néctar.

El n√ļmero de ventiladores de abejas aumenta en las colmenas de las colmenas, que son especialmente notables por la noche.

En un día, a medida que el néctar se espesa, las abejas lo llevan a las células de los panales más lejos de la cría, principalmente en la parte superior del nido. Aquí el engrosamiento de los alimentos fluye más lentamente, las abejas llenan las células más completamente y eventualmente se llenan hasta la cima.

En un momento se crey√≥ que el exceso de agua se elimina del n√©ctar mientras est√° en la remolacha, cuando la abeja est√° volando de las flores a la colmena. Tales conclusiones se hicieron sobre la base de observaciones de gotitas ca√≠das de un l√≠quido ligero que se asemejaba al agua en la l√≠nea de verano de abejas. Sin embargo, se ha establecido por experiencia que la concentraci√≥n del jarabe tomado en el campo y llevada a la colmena es bastante similar. Gotitas del mismo l√≠quido que se libera durante el vuelo de las abejas con n√©ctar: ‚Äč‚Äčes un excremento muy acuoso, formado en grandes cantidades al alimentar a las abejas voladoras con n√©ctar l√≠quido. El n√©ctar se concentra √ļnicamente en el nido de las abejas bajo la influencia de factores puramente f√≠sicos: las abejas lo colocan de modo que tenga la superficie m√°s grande para la evaporaci√≥n m√°s r√°pida del agua. En un experimento, 50% de jarabe de az√ļcar se aliment√≥ a las abejas, que se doblaron en panales de miel, y luego algunas de las celdas de este panal se cubrieron con una malla de alambre que aisl√≥ estas c√©lulas del acceso de las abejas. Result√≥ que la velocidad de condensaci√≥n del jarabe aislado de las abejas no es diferente de la velocidad de condensaci√≥n en las celdas a las que las abejas ten√≠an acceso.




Procesamiento de néctar en la miel