Las abejas en medicina

Las abejas en medicina

Miel para ni√Īos

Los productos de las abejas son inofensivos y, en comparación con las preparaciones sintéticas, son más lentos y suaves. Gracias a la interacción síncrona natural con nuestro cuerpo, tienen un impacto positivo estable en él.

Un producto √ļtil y agradable es la miel. Desde la antig√ľedad se ha utilizado como medicina. Arist√≥teles, llamado “el sol de la apicultura antigua”, cre√≠a que la miel tiene cualidades especiales que son extremadamente favorables para el cuerpo humano. Hip√≥crates prescribe miel a personas enfermas y sanas.

La miel es extremadamente √ļtil para los ni√Īos. Los primeros informes sobre el uso de la miel en la comida para beb√©s nos llegaron desde el siglo noveno antes de Cristo. e. En el antiguo Egipto, la miel se le daba a los estudiantes en las escuelas. El primer pediatra de la Antigua Roma, Sorano de √Čfeso, que vivi√≥ en el siglo XI a. E. recomienda la miel a los ni√Īos reci√©n nacidos, ya que cree que aumenta el apetito y es buena para el est√≥mago. La medicina moderna tambi√©n recomienda la miel a los ni√Īos. Bajo su influencia, su cuerpo hace un mejor uso del calcio y el magnesio de la leche, lo que contribuye al desarrollo normal de los tejidos √≥seos y dentales. La miel es la fuente de hierro digerible, lo que previene y cura la anemia. El contenido de √°cidos org√°nicos promueve el desarrollo del apetito y el metabolismo normal. Los nutricionistas estadounidenses han demostrado que la miel es indispensable para alimentar a los beb√©s, as√≠ como a los ni√Īos en crecimiento. Agregue a la leche,

Investigadores espa√Īoles encontraron un efecto positivo de la adici√≥n de miel a la leche femenina artificial, y recomendaron administrarlo a los beb√©s.

Es especialmente necesario para los beb√©s prematuros, as√≠ como para los beb√©s con anemia hipocr√≥mica y para la ictericia del reci√©n nacido. Los ni√Īos aumentan

de peso bien, su contenido de hemoglobina aumenta; hay una buena digestibilidad de los alimentos y un efecto beneficioso sobre la microflora intestinal. Con fines terap√©uticos, la miel se prescribe para beb√©s con dispepsia, as√≠ como para infecciones intestinales y de otro tipo, estre√Īimiento, anorexia. Seg√ļn datos de 1975, diecisiete empresas en diferentes ciudades de Espa√Īa producen 122 nombres de productos con miel, incluyendo harina, cereales, galletas, cacao, fruta, yogurt, etc., destinados a alimentar a ni√Īos de diferentes edades.

Los ni√Īos sufren de anemia, enfermedades pulmonares y trastornos del sistema nervioso, los m√©dicos suizos tratados con √©xito con leche y miel.

En Jap√≥n, el profesor Vabima y sus colegas demostraron cl√≠nicamente que la anemia, la diarrea, el retraso del crecimiento y el desarrollo, que a menudo se observan en los lactantes alimentados artificialmente, pueden eliminarse a√Īadiendo miel a la leche de vaca o de cabra. Adem√°s, los investigadores encontraron que la disenter√≠a, a menudo observada en beb√©s alimentados artificialmente, puede curarse r√°pidamente al agregar miel a la comida.

En la d√©cada de 1940, en el primer hospital infantil modelo de Mosc√ļ, bajo la direcci√≥n del profesor Rozanov, se llev√≥ a cabo un tratamiento con miel de enfermedades orales. La miel se recet√≥ externa e internamente (para 20-75 g) a ni√Īos gravemente enfermos con edades comprendidas entre un a√Īo y dos a√Īos y medio.

NP Ioyrish (1974), viendo 230 ni√Īos de 7 a 15 a√Īos, estaba convencido del efecto beneficioso de la miel en su salud. El autor recomienda darles hasta 30-40 gramos de miel por d√≠a.

Es √ļtil usar una soluci√≥n acuosa al 10-20% de miel para el enjuague bucal con enfermedades de la cavidad oral. Esto elimina el efecto destructivo del az√ļcar en los dientes y previene las infecciones intestinales.

El terapeuta m√°s antiguo de BA Okhotskiy enfatiza que los ni√Īos de cualquier edad aceptan la miel r√°pidamente y se desarrollan mejor. √Čl recomienda sistem√°ticamente agregar miel al reques√≥n, cereales, bebidas, leche.

S. Mladenov (1974) cita al Dr. Zeiss de Heidelberg, quien escribe: “Doy miel de abeja a mis hijos desde el primer d√≠a del nacimiento, mis hijos nunca han estado enfermos”.

Para que nuestros hijos estén siempre sanos, alegres, bien entrenados y en crecimiento, debemos darles una cucharada de miel todos los días, preferiblemente antes de las comidas.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Las abejas en medicina