Historia de la apicultura

Historia de la apicultura

Quiz√°s todos ustedes aman cari√Īo. De hecho, ¬°qu√© podr√≠a ser m√°s dulce que la miel! En sus fragantes gotas de √°mbar como infusi√≥n de pastos de pradera, el olor de las arboledas de lima de julio, la chispa del sol. Y en ellos un gran trabajo de incre√≠bles insectos: abejas mel√≠feras.

Desde la antig√ľedad, una persona ha usado los dones de las abejas, pero le tom√≥ muchos siglos penetrar en los secretos de estos insectos.

En los viejos tiempos las abejas se dedicaban principalmente a ancianos de barba gris. La profesi√≥n del apicultor estaba cubierta de todo tipo de supersticiones y prejuicios. A rega√Īadientes, los apicultores se fueron a sus desconocidos, les ocultaron secretos, aunque ellos mismos sab√≠an muy poco. La colmena no entend√≠a, por lo que era imposible observarlos y descubrir qu√© estaba sucediendo all√≠. El cuidado de las abejas era primitivo.

El progreso en la apicultura comenzó con la aparición de una colmena de marco plegable. Tal colmena fue inventada en 1814 por el destacado apicultor ruso PI Prokopovich. Desde entonces, los descubrimientos han seguido uno tras otro, las colmenas se han perfeccionado, se han entendido las relaciones entre las abejas en la familia, se han introducido los medios técnicos y se han introducido en la práctica técnicas más sofisticadas para el cuidado de las abejas.

La apicultura moderna no se parece en nada a la antigua industria artesanal. Las granjas poderosas tienen de 5 a 10 mil colonias de abejas, y se dedican a la producci√≥n de cultivos de miel, cera y polinizaci√≥n de abejas. Est√°n equipados con veh√≠culos pesados ‚Äč‚Äčy tractores y pueden transferir r√°pidamente abejas a los panales a cualquier distancia.

Los apiarios y las granjas apícolas de granjas colectivas y estatales han cambiado mucho. Muchas operaciones laboriosas en el apiario ahora están electrificadas, se está introduciendo tecnología

progresiva. La apicultura se ha convertido en una rama importante de la agricultura.

En grandes granjas ap√≠colas, solo los especialistas bien entrenados pueden trabajar con √©xito. El apicultor moderno debe conocer perfectamente la vida de las abejas, dominar el arte de la apicultura, ser capaz de operar maquinaria, conducir un autom√≥vil y un tractor, y comprender la ingenier√≠a el√©ctrica. √Čl necesita saber las plantas de miel: ¬Ņd√≥nde y en qu√© suelo crecen? ¬ŅC√≥mo florece? ¬ŅCu√°nto liberan n√©ctar y en qu√© clima? De lo contrario, incluso en a√Īos favorables, puede permanecer sin miel. No hagas sin √©l ni informaci√≥n sobre las enfermedades de las abejas. Como puede ver, el apicultor es un especialista universal. Es un especialista en ganader√≠a, agr√≥nomo, mec√°nico, tecn√≥logo, naturalista, artesano e incluso veterinario.

Tales apicultores de amplio perfil son entrenados por muchas escuelas vocacionales rurales ubicadas donde se desarrolla la apicultura.

Los apicultores pueden mejorar sus calificaciones en cursos de mejoramiento, recibir educación especial en granjas estatales-escuelas técnicas, en universidades agrícolas.

Estudiar abejas significa expandir el conocimiento sobre la naturaleza, comprender sus leyes, la evolución.

La comunicación con las abejas enriquece a una persona, desarrolla en él la observación, la precisión, el ingenio, la eficiencia.

Pero trabajar con abejas no es f√°cil. Necesitamos conocimiento, como en cualquier caso, trabajo. La miel no se da por nada a una abeja o un apicultor. “Mant√©n a las abejas, no en el fr√≠o”, dice el proverbio ruso. Pero este trabajo rinde cien veces y miel y cosecha.

Nuestra Patria es rica en plantas de miel. Las posibilidades de obtener mucha miel son inagotables.

Se necesitan muchos nuevos apiarios polinizadores y donde se cultivan grandes superficies de alforfón, girasol, cilantro, esparceta, trébol rojo, alfalfa y otras plantas melíferas.

La industria apícola tiene un gran futuro. También entre ustedes habrá más personas que deseen ponerse una rejilla de cara, encender un humo, abrir una colmena y conocer más de cerca a sus maravillosos habitantes.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Historia de la apicultura