Fatiga de las abejas

Fatiga de las abejas

Los apicultores conocen casos en los que, al parecer, las familias de abejas de la misma raza tienen la misma fuerza y ‚Äč‚Äčse distinguen claramente por la actividad de recolectar miel. Se dio cuenta de que las familias de abejas despu√©s de varios a√Īos de mayor crecimiento y buena productividad comienzan a quedarse atr√°s de otras familias en fortaleza y en miel. Expliqu√© esto por el hecho de que con la estimulaci√≥n artificial el √ļtero pone m√°s huevos, es decir, crecen m√°s cr√≠as de lo que deber√≠an, como resultado, las abejas nacientes se vuelven menos viables. Despu√©s de varias temporadas, una vez que las familias poderosas comienzan a quedarse atr√°s incluso de familias de mediana edad.

El Instituto de Apicultura ha establecido que cuantos m√°s huevos pone el √ļtero por d√≠a, m√°s peque√Īos son los huevos. De huevos m√°s peque√Īos nacen descendientes de menor calidad. Esto b√°sicamente explica la ventaja de los enjambres antes derivados artificialmente. Los huevos para la retirada de enjambres se depositan en familias, generalmente con la atenuaci√≥n de su crecimiento.

Sistem√°tica de az√ļcar abejas alimentaci√≥n con una deficiencia o ausencia de polen de abejas conduce a la inanici√≥n de prote√≠nas, lo que resulta en Nacimiento familia debilitamiento y su interior al menos una descendencia viable. Abejas, criados en familias d√©biles viven unos 26 d√≠as, en la escuela – 50-60 d√≠as, es decir, en 2 veces m√°s. Adem√°s, las abejas mel√≠feras centenarios por visita traer m√°s n√©ctar y polen.

Se observa que las abejas que crecen tienen un cuerpo graso menos desarrollado y regresan del “trabajo” con un soborno 2-3 veces m√°s peque√Īo que las abejas que no alimentaron a las cr√≠as.

La “fatiga” de las abejas debe ser recordada y, si es posible, evitada. En invierno, las abejas tienen que criar varias generaciones de abejas en un perge previamente

cosechado, que ha perdido sus propiedades forrajeras. La ingesta de polen del pepino en el nido no tiene importancia pr√°ctica. Alimentar a las abejas en este momento de az√ļcar granulada en forma de alimentaci√≥n o “entrenamiento” agrava la situaci√≥n. Los alimentos para la acumulaci√≥n de abejas en el invierno deber√≠an ser de miel, y si no lo son, al menos una miel de abeja previamente cosechada, es decir, procesada por las abejas del jarabe, pero enriquecida con enzimas.

En los primeros a√Īos del uso de abejas para la polinizaci√≥n de pepinos en invernaderos, cuando a√ļn no hab√≠a claridad en la tecnolog√≠a para mantener las abejas, se recomendaba cambiar peri√≥dicamente las colonias de abejas “agotadas” (debilitadas) por abejas frescas. Las abejas que regresan al invernadero est√°n acostumbradas a trabajar en condiciones de espacio ilimitado y en ciertas plantas. En los invernaderos, comienzan a golpear el vidrio y no comienzan inmediatamente a trabajar en la polinizaci√≥n de cultivos de invernadero. Con el debilitamiento de la familia de las abejas en el invernadero, es m√°s conveniente reforzarlo, y no cambiarlo.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Fatiga de las abejas