Colectores de polen de baile

Colectores de polen de baile

Junto con la miel como un segundo alimento indispensable, la familia de abejas recolecta polen. Los recolectores de polen también se informan mutuamente acerca de una fuente abundante de soborno, y lo hacen de la misma manera que los recolectores de néctar. Usan danzas circulares en danzas cercanas y meneos con una fuente remota de soborno para transmitir un mensaje sobre la distancia y la dirección.

Sin embargo, hay una peque√Īa diferencia: en los recolectores de n√©ctar, la idea de la forma de las flores se transmite con la ayuda de un olor floral que se ha quedado en el cuerpo y ha tra√≠do cenizas de miel. Los recolectores de polen no llevan n√©ctar fragante a casa, pero entregan una peque√Īa fracci√≥n de las flores que han visitado: polen de flores. Tiene un olor espec√≠fico, notablemente diferente del olor de los p√©talos y diferente en cada tipo de flores. Por lo tanto, las bragas de polen se pueden llamar mensajes fragantes. Esto se demuestra con el siguiente experimento.

Colectores de polen de baile

Fig. 92. U – colmena con abejas; –® – una taza con flores de un dogrose; K – taza con flores de campana.

Prepararemos dos lugares de alimentación para recolectores de polen. En uno de ellos, un grupo de abejas marcadas colecciona polen de una rosa para perros, en el otro (K); el segundo grupo recoge este alimento de grandes flores de campana. Retire las flores de ambos puntos y arregle un descanso en la alimentación. Después de un tiempo, al no encontrar el polen, los recolectores se quedarán en casa, y solo uno de ellos saldrá de vez en cuando a explorar para ver si de nuevo hay aquí algo adecuado para la recolección. Colocaremos en el lugar donde estaban las campanas, un ramo fresco de las mismas flores. El explorador recogerá inmediatamente la actualización, volará a casa y comenzará a bailar.

Primero,

después del descanso, prestarán atención a sus abejas bailarinas, que previamente habían recogido polen de las campanas, ya que un olor familiar les dice que las flores vuelven a emitir polen. Inmediatamente se apresuran a las flores de la campana, que pronto gracias a las largas danzas aparecen los principiantes. Pero los recolectores de polen de la rosa para perros permanecen en la colmena, ya que no conocen el olor de las flores de campana.

Esto no es suficiente para descubrir qué es lo decisivo: el olor a pétalos o el olor a polen. Hagamos el experimento un poco diferente. Organizaremos un descanso una vez más en ambos puntos de alimentación, después de lo cual volvemos a ofrecer campanas a las abejas, después de reemplazar sus propias anteras con anteras de rosa silvestre.

Colectores de polen de baile

Fig. 93. a Рla flor de la campana; parte de la flor de la flor corola eliminó y el interior es visible; polen de la antera doblada hacia abajo en gran parte adherido a la pistilo; b Рla flor de la campana, de la cual se eliminaron todas las partes que contenían polen, y se reemplazó por las anteras de la zarza; en Рsalvaje flor color de rosa; e Рrosa silvestre de flores después de la eliminación de sus anteras. Dentro de la flor anteras se colocan junto con dos pistilos de las flores de campana. Pl Рanteras; Ps es una maja.

La abeja exploradora que llega encuentra en el lugar familiar las flores de la campana que ella conoce y recoge una actualizaci√≥n en ellas. Por lo tanto, una de las abejas que visitan las flores antes de la campana, en el mismo lugar y al mismo las flores de alarma recoge el polen de polen salvaje rosa. Al llegar a casa, ella baila, pero todos sus amigos, que pasaron horas y d√≠as se recogieron con el polen de las flores cuyos campana, no prestan ninguna atenci√≥n a su baile moviendo la animada. Por el contrario, es completamente “extra√Īo” que sus recolectores de polen se acerquen a ella, olfatean su rejuvenecimiento y vuelan a donde est√°n acostumbrados a recolectar polen de un dogrose y donde ahora est√°n buscando sus flores en vano.

Aunque las abejas se dejaron enga√Īar, se supo que no ol√≠a las flores de la campana, en las que la abeja pululaba, y el olor de los escaramujos tra√≠do por ella juega un papel decisivo. La experiencia inversa da un resultado similar. El explorador que recoge el polen de la campana en las flores del perro rosa, moviliza a los coleccionistas de polen de la campana con la ayuda de la danza.




Colectores de polen de baile