Aderezo de abejas en el pabellón

Aderezo de abejas en el pabellón

Entre los apicultores hay una opini√≥n diferente sobre la necesidad de alimentar abejas con abejas para reponer las reservas de alimentos de invierno, y para la concentraci√≥n m√°s racional de jarabe de az√ļcar. Algunos dicen con convicci√≥n por el deterioro inaceptable de las abejas en el procesamiento de grandes cantidades de jarabe de az√ļcar, y el otro sobre la base de los datos experimentales muestran que las abejas que recibieron 12-15 kg de az√ļcar por la familia a finales de agosto, pasan el invierno mejor que los que estaban 6-8 kg cantidad igual total de alimento.

El az√ļcar para la alimentaci√≥n de las abejas en oto√Īo es de 15 a 25 kg y la tarea del procesamiento exitoso consiste solo en la provisi√≥n simult√°nea de alimentos prote√≠nicos, que est√° determinado por la presencia en este momento de polen en la naturaleza, o el establecimiento de panales comerciales. Reduce la deficiencia de prote√≠nas y la adici√≥n de leche fresca en los alimentos de invierno: hasta un 25% de la cantidad de agua. Se agrega leche al jarabe terminado y durante el per√≠odo de alimentaci√≥n se le da hasta 1-1.6 litros de dicho jarabe en la calle de las abejas.

Las opiniones extremas sobre este tema son ilegales. Nadie necesita probar que no hay mejor alimento para las abejas que miel de alta calidad. Donde sea que las abejas puedan preparar un excelente alimento para el invierno en la cantidad correcta, no hay necesidad de alimentarlos con az√ļcar.

Pero si durante el verano y durante el invierno preparados abeja de la miel cosechada inutilizable (roc√≠o de miel, cristalizaci√≥n, brezo) o infectadas con el Nosema apiario, la alimentaci√≥n de jarabe de az√ļcar con la adici√≥n de fumagilina (especialmente cuando Nosema!) Necesariamente.

El contenido de az√ļcar en el jarabe se recomienda diferente (de 50 a 67%), con una relaci√≥n de az√ļcar y agua de 1: 1 a 2: 1.

Si temprana alimentación

de las abejas (mediados de agosto) y el clima c√°lido, cuando la naturaleza es al menos una peque√Īa cantidad de polen, el 50% de jarabe (1: 1) reconoce la m√°s adecuada, ya que est√° m√°s cerca del centro con tenedor de az√ļcar en el n√©ctar. Adem√°s, este jarabe se procesan totalmente por las abejas, alimentaci√≥n de ella no es cristalina

Lizuetsya. Si, sin embargo, el mejor momento para alimentar a las abejas podr√≠a no venir y el fr√≠o, puede darles un jarabe con un mayor contenido de az√ļcar – 60% (3: 2) – y suplementado con 20% de miel de los panales pergovyh obligatorias y el pabell√≥n climatizada. jarabe de az√ļcar con un 67% (2: 1) para producir la alimentaci√≥n de invierno, cuando las abejas frente a la inanici√≥n.

Controvertido es el mismo para los apicultores y a la adici√≥n del √°cido org√°nico para dar un jarabe (ac√©tico, c√≠trico). Hay observaciones y conclusiones con el resultado opuesto. Algunos investigadores creen que la adici√≥n de peque√Īas cantidades de √°cido ac√©tico o c√≠trico para dar un jarabe (0,3 g por 1 kg de az√ļcar) mejora la procesabilidad de un jarabe, reduce el desgaste familias de abejas y favores invernada productividad.

Sobre esta base, podemos suponer que no se requiere la adici√≥n de estos √°cidos org√°nicos al jarabe. Reemplazan con √©xito los √°cidos org√°nicos de la infusi√≥n de con√≠feras y KAS-81 si se los alimenta a las abejas en el oto√Īo.

Una dosis √ļnica de jarabe de az√ļcar y el momento de la alimentaci√≥n tambi√©n son diferentes en todas partes. Por ejemplo, en Finlandia, el az√ļcar se alimenta a las abejas desde los primeros n√ļmeros de septiembre hasta 20-25 kg en los alimentadores con un volumen de hasta 10 litros.

En peque√Īas dosis (hasta 2 litros) y un largo per√≠odo de fertilizaci√≥n, realizado desde mediados de agosto,
se crea una situaci√≥n favorable a largo plazo en las familias para mejorar la postura en oto√Īo. La limitaci√≥n de la oviposici√≥n ocurre cuando las abejas se procesan grandes vol√ļmenes de jarabe durante un corto per√≠odo de tiempo. La cantidad de az√ļcar que se administra cuando el jarabe se distribuye en peque√Īas dosis aumenta en un 30-40%, ya que parte de ella se destina a la cr√≠a.

Similar alimentaci√≥n oto√Īo de abejas llama desafiante. Ella (la presencia de piensos de prote√≠nas) no debilita las colonias de abejas procesamiento de az√ļcar, ya que algunos apicultores, sino que los fortalece. En este caso, al final de la alimentaci√≥n de las familias (principios de septiembre) tienen 5-6 marcos de cr√≠a impresos, de los cuales, seg√ļn c√°lculos conservadores, en septiembre de hojas 1,2-1,5 kg de joven, no particip√≥ en el trabajo de las abejas de la colmena. Junto con las abejas, que fue lanzado a finales de agosto – principios de septiembre, que forman la base de invernada familia masa total de aproximadamente 2 kg, lo que garantiza el estado normal de la familia en la primavera, incluso al comienzo de las abejas se procesa jarabe de az√ļcar.

Curioso y eso es un hecho observado por los investigadores. Cuando se alimenta a principios de oto√Īo se extend√≠a en el tiempo jarabe de az√ļcar de abejas en un clima de vuelo, y al menos una d√©bil colecci√≥n de abejas de miel en la alimentaci√≥n puede preparar periodo mucho m√°s que miel, que los que no lo consigue. As√≠, jarabe de az√ļcar estimula el mejor aprovechamiento de mala cosecha de miel, lo que ayuda a aumentar la actividad de vuelo. Como resultado, la familia puede aumentar las cargas de alimentaci√≥n en mayor medida.

Aqu√≠ hay que recordar que durante la fertilizaci√≥n principios de agosto en la sala de jarabe consiste en un gran n√ļmero de abejas de salida en julio, y en el invierno no van.

Cuando la alimentación de grandes dosis de la abeja no sólo se limita a la reina la puesta de huevos, pero descartado los huevos junto con la cría periférica, liberando la celda para acomodar el jarabe.

El procesamiento de grandes cantidades de jarabe en un breve periodo de tiempo empobrece a las enzimas alimentarias, az√ļcar invertido va peor y, como resultado, puede hacer que se cristalice. Pero si un apicultor ha limitado las existencias de az√ļcar o privados de la oportunidad de visitar el colmenar a principios de agosto, el az√ļcar puede alimentar un poco m√°s tarde (a finales de agosto – principios de septiembre), dando un jarabe espeso (3: 2), con un 10-30% de la miel en porciones a 3- 4 litros.

En este momento, yac√≠a la restricci√≥n del √ļtero se vuelve √ļtil, ya que ayuda a reducir el n√ļmero de fines de cr√≠a, y el tiempo de alimentaci√≥n a corto reduce el consumo de az√ļcar en la alimentaci√≥n de la cr√≠a. E incluso la cr√≠a misma es mucho menos entonces. La presencia de jarabe de miel facilita su procesamiento por las abejas. En este proceso, un papel importante es jugado por calentamiento a 20 al pabell√≥n 22 ¬į C. Promueve el uso racional de la energ√≠a abejas.

La conclusi√≥n es esta: el apicultor debe elegir el m√©todo de alimentaci√≥n, dependiendo de los objetivos, condiciones y oportunidades para visitar el apiario. Solo debe haber una cosa en com√ļn: la presencia en la colmena del perga es de al menos 2-3 cuadros o polen en la naturaleza. En ausencia de tal, es necesario y en el oto√Īo dar a las abejas un aderezo prote√≠nico, ya que la raz√≥n principal de las consecuencias negativas de que las abejas obtengan jarabe de az√ļcar es la falta de nutrici√≥n proteica de alto grado durante este per√≠odo.




Aderezo de abejas en el pabellón