Abejorros

Abejorros

Ahora hablemos de abejorros, insectos, que completaron por completo la transición a un estilo de vida social.

Abejorro Estado.

A pesar de su apariencia inc√≥moda, los abejorros a lo largo de la estructura externa e interna tienen tanto en com√ļn con las abejas que en zoolog√≠a se clasifican entre la misma familia. En su forma de vida, los abejorros se unen estrechamente a las formas descritas anteriormente y forman un v√≠nculo entre las abejas individuales y las p√ļblicas. Esto puede sonar extra√Īo para aquellos que est√°n familiarizados con los nidos de nuestro abejorro y su √ļtero, rodeados de una familia defendible y diligente y que no se pueden llamar solteros. Pero echemos un vistazo m√°s de cerca.

Abejorros

Fig.111. Nido subterr√°neo de un abejorro de piedra; La envoltura cerosa del nido est√° parcialmente eliminada para que se pueda ver el nido de abeja. A la derecha est√° el √ļtero. (Disminuido en 2/3)

En denso musgo en el borde del bosque, entre el pasto arbustivo en el prado, en un agujero para ratones abandonado y otros lugares similares, puedes encontrar una familia de abejorros. El tama√Īo de la palma, con panales al azar dispuestos, cubiertos con cera o musgo, el nido de abejorro contiene de varias decenas a varios cientos de habitantes.

Armados con la naturaleza de una trompa larga, cepillos y cestas, abejorros, volando de flor en flor, como las abejas mel√≠feras, recogen el n√©ctar y el polen, que son su √ļnico alimento. Como resultado, los abejorros se consideran los polinizadores m√°s importantes. Para construir panales, usan cera, que se extrae de su cuerpo, la mezclan con resina y polen de flores y hacen de esta masa torpe c√©lulas redondas. La construcci√≥n econ√≥mica de celdas hexagonales a√ļn les es ajena. Ning√ļn abejorro sobrevive al invierno en nuestras latitudes. Fertilizadas en oto√Īo,

las hembras pasan el invierno en hibernaci√≥n en alg√ļn refugio, y el pr√≥ximo a√Īo cada una de ellas establece una nueva familia.

Ya en el comienzo de la primavera, se puede ver la forma en que est√°n buscando en el suelo durante un nido sitio adecuado o de trabajo en las flores, recogiendo los primeros materiales de alimentaci√≥n. En esta etapa, la hembra abejorro como una sola abeja s√≥lo puede confiar en s√≠ mismo. Hace un peque√Īo nido elegante, cerrado por todos lados y teniendo solo una abertura para entrada y salida. En el interior, se acumula c√©lulas redondas para los primeros beb√©s, y al lado – una botella panzuda de cazoleta, que en caso de lluvia se llena con la miel y el polen.

Abejorros

Fig. 112. Nido joven del campo Abejorro. La funda de musgo est√° abierta y doblada. El nido, excepto el respiradero, est√° cerrado por todos lados. La mujer es una m√°s. En la celda peque√Īa crecen los primeros individuos que trabajan. A la derecha hay una olla de miel. (Tama√Īo natural)

En la primera celda, la hembra pone alrededor de media docena de huevos y les proporciona un suministro de miel y polen. Luego se sella el agujero, y m√°s tarde, cuando la larva crece, la hembra nuevamente abre la c√©lula y repone las reservas de alimento para las larvas en crecimiento. Pero a√ļn as√≠, la primera descendencia de los abejorros se desarrolla en condiciones de hacinamiento, y para una gran cantidad de bocas hambrientas, las reservas de alimentos son demasiado peque√Īas. Como resultado, los primog√©nitos de abejorro est√°n desnutridos y crecen mal.

Despu√©s de un cierto tiempo, cada larva gira el capullo y se convierte en una pupa. La madre econ√≥mica roe de las c√©lulas el material de construcci√≥n de cera ahora innecesario para usarlo en otro lugar, dejando los capullos desnudos. Los abejorros que salen de ellos son m√°s peque√Īos que el tama√Īo normal y debido a la mala nutrici√≥n tienen ovarios subdesarrollados.

Entonces, hay individuos que trabajan que no producen hijos, sino que construyen c√©lulas y cuidan al beb√© en este fundador del nido. Este √ļltimo ahora se convierte en un verdadero √ļtero.

A medida que llegan más nuevos asistentes, se libera cada vez más del trabajo y pronto se dedica exclusivamente a la puesta de huevos. El panal crece más rápido, las células se vuelven más espaciosas, la alimentación de las larvas es más abundante y, por lo tanto, las sucesivas generaciones de abejorros son más grandes y están mejor desarrolladas. Así que durante la primavera y el verano, todas las formas sucesivas de transición se forman desde los primeros insectos subdesarrollados debido a la inanición hasta las hembras completamente desarrolladas.

Abejorros

Fig. 113. Formas de transici√≥n de las hembras del abejorro de campo recogidas de un nido el 2 de septiembre de 1935. Junto con las hembras completamente desarrolladas, el √ļtero del a√Īo siguiente, tambi√©n hab√≠a peque√Īos trabajadores en el nido, que se han conservado desde el momento del nido. (Tama√Īo natural)

Al mismo tiempo que se muestran, y los machos en el verano. Ellos no est√°n involucrados en el trabajo dom√©stico, y despegar en busca de un enjambre de j√≥venes hembras con las que aparearse en el aire. los machos mueren a finales de oto√Īo, acaba de hecho, como edad, y todas las personas que trabajan. las acciones recogidas por ellos es s√≥lo lo suficiente para cortos per√≠odos de mal tiempo, pero no para el largo invierno, y, adem√°s, f√°cil nido abejorro no pod√≠a proteger a su familia de las heladas. S√≥lo las hembras fecundadas se esconden en un escondites adecuados para el pr√≥ximo a√Īo se convierten en reinas.

La miel de abejas personas que trabajan en la estructura de sus cuerpos son diferentes de muchas de las caracter√≠sticas del √ļtero y formar su propio “castas” (estasis). abejas femeninas auxiliares – es s√≥lo √ļtero inmaduro. Pero se puede imaginar una forma simple de la vida social, en la que la ocurrencia de – por as√≠ decirlo, debido a la falta de mantenimiento – no son capaces de reproducirse, pero desempe√Īar√° todas las tareas de los auxiliares femeninos fue el primer paso en la formaci√≥n de las presentes estasis de trabajo particulares.

En consecuencia, el abejorro en la primavera comienza su actividad como una sola abeja. Pero es bastante similar a una sola abeja solo en el extremo norte, donde debido a un corto verano no hay tiempo suficiente para el desarrollo de muchas generaciones. All√≠, el asunto en general no llega a la formaci√≥n de asistentes femeninas, y todos trabajan en la construcci√≥n de un nido y en el cuidado de las cr√≠as, al igual que el de las abejas solitarias, lo realiza la hembra. Es bueno si logra criar a su descendencia en unas pocas semanas c√°lidas de verano a tal etapa para mantener su apariencia durante el pr√≥ximo a√Īo.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Abejorros