Abejas solteras

Abejas solteras

Muchos se sorprender√°n de que la formaci√≥n de una familia en una familia de abejas no sea de ninguna manera la regla, sino una excepci√≥n. Conocemos muchos miles de especies de abejas, que pasan toda su vida solas. Algunos de ellos son muy similares en apariencia a las abejas mel√≠feras, otros son incluso m√°s grandes y m√°s fuertes que ellos, y otros son tan peque√Īos y delgados que el profano puede tomarlos como hormigas aladas. Todos ellos construyen celdas, recolectan miel y polen para sus beb√©s, pero cada hembra trabaja solo para ella sola, sin el apoyo de “abejas trabajadoras”. Cada una de estas criaturas est√° sujeta a las leyes especiales de cuidado para los descendientes que la naturaleza le prescribe. A menudo son tan peculiares que la descripci√≥n del modo de vida de las abejas solitarias puede atribuirse a los cap√≠tulos m√°s fascinantes de la biolog√≠a de los insectos.

Por ejemplo, hay una abeja que arregla su nido en los pasajes roídos en la madera. Al final del corredor, ella trae polen de flores y néctar, les prepara una masa de miel y pone un huevo sobre ella. A cierta distancia del huevo, para que haya suficiente espacio para la larva en crecimiento, se levanta un mamparo transversal de la resina.

El segundo, el tercero y el cuarto est√°n unidos a la primera c√°mara; cada uno de ellos se suministra con prueba de miel, huevo y pared protectora de resina.

Abejas solteras

Fig. 105. El nido de una sola abeja reci√©n terminado. La larva m√°s vieja en el callej√≥n sin salida del corredor ya ha comido casi todo el stock de alimento, est√° terminando de crecer. En c√©lulas m√°s j√≥venes, larvas de tama√Īo correspondientemente m√°s peque√Īo. Cada c√°mara para la larva est√° equipada con una prueba de miel y est√° separada de la partici√≥n de resina adyacente. La madre es visible en la entrada (tama√Īo completo).

Finalmente, la abeja ti√Īe el orificio de entrada con resina y ya no le importa su descendencia. Cada larva nacida del huevo encuentra tanta comida como necesita para su desarrollo completo. Luego pupa en su casa de madera y resina, y se convirti√≥ en una abeja adulta, arrastr√°ndose hacia la libertad. Los machos y las hembras que salen de las c√©lulas se aparean en el aire. Los machos pronto mueren, y las hembras inseminadas, obedeciendo el instinto, construyen una cuna para sus hijos, al igual que su madre. No pod√≠an verla para este trabajo y nunca ver√≠an a sus propios hijos.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Abejas solteras