Uso de jalea real

Uso de jalea real

La jalea real ha sido ampliamente utilizada principalmente en medicina. Tiene un efecto biol√≥gico multifac√©tico en el cuerpo. Influye positivamente en el metabolismo, estimula el sistema nervioso central, respira tejidos, aumenta la capacidad de trabajo, reduce la fatiga, promueve el aumento de peso, acelera el crecimiento, mejora el apetito, etc. La naturaleza de su acci√≥n est√° determinada por la dosis: peque√Īas dosis son estimulantes, y las grandes dan el efecto opuesto: reducen la velocidad y deprimen los procesos metab√≥licos.

Bajo la influencia de la jalea real en la sangre, aumenta el n√ļmero de eritrocitos, reticulocitos y hemoglobina.

La leche promueve la producción de adrenalina, la hormona adrenalina, con la cual se asocian y aumentan los niveles de glucosa en sangre. Sin embargo, en las personas mayores, el consumo de jalea real reduce la formación de esta hormona.

La jalea real reduce el nivel de colesterol en la sangre, que su uso condicionado en el tratamiento complejo de la aterosclerosis.

Con un uso sistem√°tico, la jalea real mejora el metabolismo, detecta un efecto t√≥nico y regulador, ayuda a aumentar la contractilidad del m√ļsculo card√≠aco, expande los vasos coronarios y los bronquios.

Se recomienda usar jalea real de 1 a 3 mg por 1 kg de peso corporal. El curso del tratamiento es de 10 a 30 días. Descanso entre cursos por 1 mes.

Para los ni√Īos de hasta un a√Īo y a una edad temprana, la jalea real se prescribe a 2,5-5 mg por d√≠a durante 1-2 semanas con poco apetito, p√©rdida de peso, anemia, deficiencia vitam√≠nica, retraso mental y f√≠sico, y similares.

Los adultos que utilizan la jalea real (apilak) con una disminución de la presión arterial (hipotensión), neurastenia, estados asténicos, especialmente después de las enfermedades graves, operaciones, 1-2 veces al día, preferiblemente uno que reciben 50-300 mg por día.

Las madres-enfermeras reciben jalea real en forma de tabletas para mejorar la asignación de leche. Las tabletas se colocan debajo de la lengua y se mantienen hasta que se disuelvan por completo.




Uso de jalea real