La invernada exitosa de las abejas

La invernada exitosa de las abejas

Durante diez a√Īos he estado dedicado a la apicultura, y la revista comenz√≥ a leer incluso antes. Muchos consejos y recomendaciones, extra√≠dos de los art√≠culos, inmediatamente intentaron usar en su pr√°ctica, pero, al no tener suficientes habilidades, cometieron muchos errores. En particular, al preparar a las familias para la invernada, sucedi√≥ que, despu√©s del siguiente experimento, permanecieron sin abejas, o se debilitaron por la primavera. Poco a poco, adquiriendo las habilidades y destrezas necesarias, llegu√© a la conclusi√≥n de que el problema de la invernada debe enfocarse de manera integral.

Comienzo a prepararme para el verano. Por lo general, las abejas ponen pergue en los marcos de los nidos. No toco este marco, pero lo dejo para el invierno. Si una familia no tiene suficiente perga, entonces la tomo de las acciones de otras familias. En presencia de alimento proteínico, las familias invernantes tienen cría en febrero-marzo, gracias a esto la familia crece y se renueva parcialmente. Las familias que no tienen existencias de Perga prácticamente no se están desarrollando y debilitándose, incluso si han soportado el invierno con seguridad.

Una condición necesaria para un buen invierno es la fuerza suficiente de la familia y un buen suministro de marcos de miel.

Cada familia necesita un abordaje individual. No recuerdo el caso en que murió una familia que ocupaba de 8 a 12 cuadros y que tenía suficiente forraje. Ella no tiene miedo a las heladas, ella invierte bien en dos edificios sin aislamiento. A principios de la primavera, recoge hasta cuatro cuadros de Perga, mientras que una familia que ocupa cuatro o cinco calles es solo uno o dos.

De una familia a 8-12 cuadros, además, recibo la segunda temporada. La práctica muestra que las familias fuertes se desarrollan mejor que las familias débiles, que fueron alentadas por las abejas y la camada de otras

familias. Sin embargo, despu√©s de la recolecci√≥n de miel con algod√≥n, las familias generalmente se debilitan y en el oto√Īo, en promedio, ocupan cinco o seis calles. En la regi√≥n de Osh, esto es suficiente para una invernada exitosa. Guardo esas familias en un edificio, que caliento desde los lados. Las colmenas tienen megaciudades hacia el sur, de modo que las paredes laterales y frontales se calientan con el sol. T√≠picamente, el molde en la colmena surge del hecho de que el vapor de humedad, que entra en contacto con la pared lateral fr√≠a, se condensa. Para m√≠, eso no sucede, encierro colmenas y las paredes laterales no se enfr√≠an.

La ventilaci√≥n en las colmenas lo proporciona. Desde la pared posterior doblo el lienzo 5-7 mm y cubro este espacio con una capa de gasa. Marl puso en orden que las abejas no puedan ir bajo techo bajo el calentamiento, ya que all√≠ generalmente mueren, sin encontrar una salida. Tambi√©n aparto la almohada. A ambos lados del techo del doble casco se hac√≠an grandes rendijas. Por lo general, los cojines aislantes se humedecen en aquellas familias donde la ventilaci√≥n es escasa a trav√©s del techo, por ejemplo, en hamacas con peque√Īos orificios de ventilaci√≥n con un di√°metro de 20 mm.

Las abejas, puliendo previamente los agujeros de entrada, pueden dejar un pase en el centro del grifo. Cortando el verano, puedes cubrir inadvertidamente este pasaje. Entonces, en el oto√Īo, debo limpiar las cintas adhesivas.

En febrero, si el aire se calienta lo suficiente, en un día soleado, abro completamente las cintas superiores y dejo que las abejas vuelen. De antemano limpio la nieve antes del verano.

Al permitir al menos un error al prepararse para el invierno o durante la invernada, el apicultor puede minimizar todos sus esfuerzos.




La invernada exitosa de las abejas