Cambio silencioso del √ļtero en una colmena

Cambio silencioso del √ļtero en una colmena

En la revista se public√≥ el art√≠culo “¬ŅQui√©n mata a las reinas?” All√≠, el autor, en particular, escribe: “Por lo general, la coexistencia pac√≠fica temporal de las reinas j√≥venes y viejas se produce con un cambio silencioso.

El viejo luego desaparece. Probablemente no sin la ayuda de los j√≥venes del √ļtero, y puede ser, y las abejas mismas. Este proceso hasta que nadie estaba mirando. “En este sentido, quiero compartir con los lectores sus observaciones. En febrero del a√Īo pasado compr√© una peque√Īa familia en seis marcos. Al final del mes, ya que el clima era c√°lido, las abejas volaban al un√≠sono.

Los trasplant√© en una colmena limpia. En la alimentaci√≥n, la familia no necesitaba. El 23 de marzo, durante una encuesta familiar, encontr√© una botella de madre sellada. No hab√≠a o√≠do hablar de un cambio silencioso antes, y estaba muy asustado. Se volvi√≥ hacia el apicultor en busca de ayuda, y encontr√≥ el √ļtero, que result√≥ estar da√Īado, pero se lo quit√≥. Madre tuvo que ser estafado. Al examinar a las familias el diecinueve de abril, las madres reinas revelaron nuevamente: dos selladas y tres abiertas. Dado que la familia ya ten√≠a ocho calles de abejas, decidi√≥ hacer una vuelta temprana en dos marcos. En la familia principal, sali√≥ un √ļtero joven, y despu√©s de un tiempo comenz√≥ a poner huevos, el viejo tambi√©n funcion√≥.

Varias veces examinando a la familia (y el inter√©s del principiante es conocido por todos), vio que ambos √ļteros estaban muy juntos: uno joven en un lado del panal y el otro en el otro. Todos est√°n rodeados por su s√©quito.

La √ļltima vez que examin√≥ el panal, en el lugar donde estaba el viejo √ļtero, de repente hubo una animaci√≥n ruidosa. Mir√© all√≠, no hab√≠a √ļtero. Inmediatamente gir√≥ el marco joven, como si nada hubiera sucedido, continu√≥ rodeando la suite poniendo huevos. La b√ļsqueda adicional de nada condujo al antiguo √ļtero desaparecido.

Si todo hubiera sucedido un poco antes, cuando estaba observando el trabajo del √ļtero viejo, probablemente podr√≠a ver el mismo proceso de desaparici√≥n, y entonces puedo decir que solo una hija no tiene la culpa de la desaparici√≥n de la madre.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Cambio silencioso del √ļtero en una colmena