Buscar comida por las abejas

Buscar comida por las abejas

La b√ļsqueda y recolecci√≥n de alimentos por parte de las abejas est√°n asociadas a sus vuelos. La abeja, desprovista de alas, perece. La abeja tiene dos pares de alas bien desarrolladas; a cada lado del cuerpo hay un ala frontal grande y una parte posterior de tama√Īo algo m√°s peque√Īo. En la colmena, ambas alas se pliegan por separado en la parte posterior de la abeja y no interfieren con su movimiento a lo largo del panal y trabajan en las celdas.

Buscar comida por las abejas

Durante el vuelo, la aleta delantera est√° acoplado con el extremo posterior de la parte delantera del ala trasera son 17-25 ganchos, que se acopla con el pliegue guardabarros trasero, en una posici√≥n adecuada el borde trasero de la aleta delantera. Gracias al embrague de las alas, funcionan como una sola unidad durante el vuelo. El ala est√° formada por venas fuertes, entre las cuales se extienden membranas transparentes delgadas. Esta estructura proporciona fuerza y ‚Äč‚Äčligereza del ala. A la base del ala adjunta poderosos m√ļsculos, que se encuentra en el pecho, lo que resulta en el movimiento de las alas. Al mismo tiempo, gracias a una articulaci√≥n especial de las alas con el pecho, durante un vuelo de cambiar el plano de inclinaci√≥n del ala: cuando el aumento de las alas es proporcionada por el cuerpo para mantener la abeja en el (efecto lifting) de aire, y cuando baj√≥ – la abeja se est√° moviendo hacia adelante (efecto de traslaci√≥n). Las alas del ala ocurren con tal velocidad, que no se pueden rastrear a simple vista. S√≥lo con la ayuda de la cinematograf√≠a de alta velocidad, se encontr√≥ que el vuelo de la abeja con un cargamento hace 250-300 golpes y volar sin carga – 180-200 golpes en 1 s. Intensivamente, las abejas cosechan n√©ctar en un radio de 2 km desde la colmena. Abeja vuela sin carga a una velocidad media de 48 km en 1 hora, con una carga -. 41

km al 1 hora a recoger el n√©ctar de abeja est√° en vuelo durante aproximadamente 1 hora, pero la duraci√≥n de vuelo var√≠a en gran medida dependiendo de la disponibilidad y cantidad de n√©ctar de las flores. Una abeja para un vuelo generalmente visita flores de una sola especie de planta; esta constancia en la visita de flores se desarroll√≥ como una adaptaci√≥n a su polinizaci√≥n efectiva. Se apoya en la creaci√≥n de las abejas de un reflejo condicionado al color, forma y oler las flores – diferentes para cada tipo de planta. La abeja sale volando para buscar comida debido a un reflejo innato (no condicionado). En este caso, el color, el olor y la forma de las flores por s√≠ mismos para la abeja no importan. Ella recuerda sus combinaciones espec√≠ficas en caso de que encuentren comida en una flor, y la combinaci√≥n de estos signos se convierte en una se√Īal de comida condicionada para ella. Volando en el campo, busca y visita solo las flores que corresponden al reflejo condicionado (se√Īal) que percibi√≥. Este reflejo es adquirido por una abeja en el curso de su vida y existe hasta que la abeja encuentra alimento en flores de un determinado color, forma y olor. Cuando la abeja, saliendo volando de la colmena, no encuentra alimento en las flores que conoce, la conexi√≥n condicionada se rompe. Una abeja puede desarrollar un reflejo condicionado a otra combinaci√≥n de estas caracter√≠sticas. Es posible formar simult√°neamente dos e incluso tres reflejos condicionados en las flores de la planta, segregar n√©ctar en diferentes momentos del d√≠a. La presencia de un reflejo condicionado permite a la abeja no solo encontrar r√°pidamente las plantas que producen n√©ctar, sino tambi√©n cambiar a otras plantas cuando las anteriores se desvanezcan. Como resultado, las abejas se desarrollaron durante la evoluci√≥n de una percepci√≥n muy clara de color, forma y olor. La constancia en visitar flores de una especie se viola solo con una asignaci√≥n d√©bil de n√©ctar y un peque√Īo n√ļmero de plantas con flores.

Buscar comida por las abejas

La abeja tiene cinco ojos: dos grandes, complejos, a los lados de la cabeza y tres peque√Īos ojos en el medio de la frente. Con ojos complejos, la abeja est√° bien orientada en vuelo; Tambi√©n est√°n adaptados para una percepci√≥n clara de objetos a corta distancia: en una flor, en un panal, en una celda. Los estudios han demostrado que en un fondo verde de hierba y hojas de plantas, las abejas distinguen f√°cilmente entre azul, azul, amarillo y blanco; la abeja ve tres colores separados en el espectro ultravioleta (estos colores no son distinguibles por los humanos), lo que se debe a la amplia difusi√≥n de este color en la naturaleza. La mayor√≠a de los p√©talos blancos para los humanos son percibidos por las abejas como que tienen tonos y patrones distintivos. Estos dibujos le permiten a la abeja distinguir con seguridad el color de algunas flores blancas de otras. Las abejas distinguen claramente y las formas de los objetos cercanos a los p√©talos de las flores que se producen en la naturaleza. Formas de objetos, no teniendo para ellos valor biol√≥gico (un cuadrado, un tri√°ngulo), no distinguen. El aroma de las flores gu√≠a a las abejas a distancia. antenas olfativa centrado en (ver. Fig. 4),., donde hay varios cientos, c√©lulas sensibles olfativas (sensilla), permitiendo la abeja de distinguir claramente entre los olores incluso a muy fuerte diluci√≥n de fragancia. Las abejas especialmente buenas perciben olores, teniendo para ellas un valor biol√≥gico: miel, cera, abejas obreras, √ļtero. En el abdomen, y las abejas son cuerpos especiales (Nasonov gl√°ndulas) que producen fragancia, orientando las abejas cuando enjambre. permitiendo que la abeja distinga claramente olores incluso con una diluci√≥n muy fuerte de la sustancia arom√°tica. Las abejas especialmente buenas perciben olores, teniendo para ellas un valor biol√≥gico: miel, cera, abejas obreras, √ļtero. En el abdomen de la abeja tambi√©n hay √≥rganos especiales (gl√°ndulas de pus) que liberan una sustancia arom√°tica que orienta a las abejas al enjambrazarse. permitiendo que la abeja distinga claramente olores incluso con una diluci√≥n muy fuerte de la sustancia arom√°tica. Las abejas especialmente buenas perciben olores, teniendo para ellas un valor biol√≥gico: miel, cera, abejas obreras, √ļtero. En el abdomen de la abeja tambi√©n hay √≥rganos especiales (gl√°ndulas de pus) que liberan una sustancia arom√°tica que orienta a las abejas al enjambrazarse.



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Buscar comida por las abejas