El significado del color y el olor para las abejas

El significado del color y el olor para las abejas

Hasta qué punto, con la elección correcta del color, las abejas utilizan este signo de identificación de su colmena para orientarse, no se puede resolver mediante el razonamiento, sino solo mediante experimentos.

El significado del color y el olor para las abejas

Fig. 63. Uso de colores de colmenas de abejas para orientación.

A Рel orden usual de la ubicación de las colmenas, a las cuales están acostumbradas las abejas. La colmena No. 4 está habitada y cubierta con un escudo azul, la No. 5 está vacía y cubierta con un escudo amarillo, la No. 2 y la 3 no están cubiertas con escudos (tienen un color blanco) y también están vacías.

Las tablas de esta√Īo en el reverso est√°n pintadas: azul – en amarillo, y amarillo – en azul;

B – girando el escudo en el n√ļmero colmena 4, su color se convierte en un escudo amarillo con un n√ļmero colmena 5, tambi√©n est√° girando y girando en el azul, a pesar m√°s que el n√ļmero de colmenas 3. Todas las abejas de Regreso a Casa volando en despoblado, ahora recibe una colmena n√ļmero de color azul 3.

Para este prop√≥sito, se acerca un gran pabell√≥n, cuyas colmenas son completamente id√©nticas en apariencia. En un lado de este pabell√≥n colocaremos varias colmenas vac√≠as al costado. En la pared frontal de uno de ellos colgamos un gran escudo azul de hojalata y el mismo plato de hojalata de color azul puesto en el tablero. La colmena contigua n. ¬į 5 se equipar√° de la misma manera con una fachada amarilla, y la colmena vecina de la izquierda permanecer√° sin cambios, es decir, tan blanca como las otras colmenas de este pabell√≥n.

Ahora nos instalaremos en una colmena azul, una familia de abejas y esperamos unos días. Las abejas azules, amarillas y blancas se distinguen bien. Si las abejas que parten usan el color azul que se les propuso para reconocer su colmena, podemos esperar

que cambiando las placas de esta√Īo en algunos lugares, forzaremos a las abejas a volar a la casa de otra persona.

Sin embargo, la siguiente precauci√≥n es necesaria. En el plato de hojalata azul de la colmena habitada, especialmente en un peque√Īo plato de hojalata en el tablero, en aquellos d√≠as, innumerables abejas abandonaban la colmena y regresaban a ella. Las hojas de esta√Īo tienen el olor de las abejas, que una persona puede detectar claramente.

Si pesamos m√°s que las l√°minas azules de esta√Īo en la colmena vecina y las abejas volar√≠an a la colmena azul vac√≠a, ser√≠a imposible averiguar si est√°n guiadas por el color azul de la colmena o el olor. Por lo tanto, el reverso de las hojas azules de esta√Īo estaba pintado de amarillo, y el reverso de las hojas amarillas, en azul. Ahora, para cambiar el color de la colmena, no es necesario cambiar las hojas en algunos lugares, sino simplemente girarlas por el otro lado.

A medida que las moscas de abeja prestar atenci√≥n tambi√©n a las colmenas vecinas, con el fin de posicionar la colmena azul en relaci√≥n con el color de las colmenas vecinas no ha cambiado, en la colmena habitada ‚ĄĖ4 gire l√°minas de esta√Īo al otro lado y convertirlo de azul a amarillo. hojas de esta√Īo desde la derecha vecina colmena despegan, y convertirlos a pesar m√°s que la colmena vecina izquierda, que de ese modo se vuelve azul. Por lo tanto, seguir el orden de las ronchas de color blanco colmena relativamente, las abejas han llegado a esperar: la izquierda de la colmena azul ser√° blanco, y el derecho – de color amarillo.

El resultado del cambio de color es llamativo: toda la corriente de abejas que regresan, que en un corto tiempo, que deb√≠a pesar m√°s que las hojas de esta√Īo, acumuladas frente al pabell√≥n, sin dudarlo ni un segundo, se env√≠a a una colmena vac√≠a. No hay duda de que las abejas se dejan enga√Īar por su coloraci√≥n azul. Esto dura unos minutos. Todas las abejas salen de la colmena amarilla, y las que regresan a casa vuelan a una colmena azul vac√≠a. De esta experiencia, la importancia decisiva de colorear colmenas para la orientaci√≥n de las abejas en el apiario es claramente evidente.

Lo que la experiencia nos ense√Īa se confirma con la pr√°ctica diaria. Si las colmenas en el apiario est√°n pintadas de tal manera que los ojos de las abejas son bien discernidos, las abejas se equivocan con mucha menos frecuencia. Es suficiente marcar varios cientos de abejas de una colmena con puntos de colores para asegurarse de que durante muchos d√≠as e incluso semanas vuelvan solo a su colmena.

Es m√°s f√°cil encontrar la colmena y el √ļtero al regresar de un apareamiento o de un vuelo aproximado. En el gran y ejemplar apiario del monasterio superior de Baviera de St. Ottilia desde 1920, se ha llevado a cabo concienzudamente un libro de registro de todas las reinas. En 1920 y 1921 las colmenas no fueron pintadas en diferentes colores. Durante estos 2 a√Īos, 16 j√≥venes reinas de 21 se perdieron. En los siguientes 5 a√Īos, despu√©s de que todas las colmenas fueron pintadas teniendo en cuenta las peculiaridades de la visi√≥n del color de las abejas, solo 3 de las 42 madres j√≥venes desaparecieron.

Por lo tanto, el apicultor debe tener en cuenta lo siguiente: las abejas distinguen claramente entre los colores azul, amarillo, negro y blanco, y por lo tanto deben limitarse a ellas cuando pintan colmenas. Debe tenerse cuidado de que en una fila entre dos colmenas monocromáticas haya al menos dos colmenas, pintadas en otros colores. Colorear las colmenas a la izquierda y derecha de la colmena del color que ya ha ocurrido no debe repetir la combinación de colores anterior, porque los colores de las colmenas vecinas y su ubicación con respecto a la colmena nativa también sirven como puntos de referencia para las abejas. No es aconsejable pintar solo las placas entrantes, es necesario pintar toda la pared frontal de la colmena. Esto facilita la orientación de las abejas al regresar a la vivienda en la medida que lo permita nuestro conocimiento.

El significado del color y el olor para las abejas

Fig. 64. Un ejemplo del orden apropiado de la disposición de las flores en el color de las colmenas, lo que facilita a las abejas que buscan su hogar. En lugar de negro, puedes elegir un rojo brillante, que las abejas parecen negras. (Las colmenas azules están sombreadas en la jaula, las colmenas amarillas están indicadas por líneas horizontales).

Puede expandir ligeramente el conjunto de pinturas que son aceptables para colorear colmenas, utilizando plomo y zinc blanco. Ambos colores “blancos” para nuestros ojos son iguales. Pero si los blancos de plomo reflejan muy fuertemente los rayos ultravioleta invisibles para nosotros, entonces el blanco de zinc los absorbe. Como resultado, el blanco de plomo tambi√©n deber√≠a aparecer como abejas “blancas”; porque reflejan de manera uniforme todos los haces de luz visibles para las abejas. El blanco de cinc (as√≠ como las flores blancas) deber√≠a parecerles a las abejas de un verde azulado. De hecho, los experimentos han demostrado que ambos colores difieren entre s√≠. No recomendamos el uso de otros colorantes blancos, ya que no absorben completamente y no reflejan por completo los rayos ultravioleta.

De qu√© color parecen ser abejas, es dif√≠cil de resolver. Las fallas de muchos apicultores al te√Īir las colmenas en blanco son causadas, tal vez, por el uso de pinturas; la estimaci√≥n de la percepci√≥n por parte de las abejas a√ļn no est√° clara. Probablemente, se encontrar√° algo de pintura m√°s tarde, que las abejas perciben como ultravioleta. Este problema requiere m√°s estudio y verificaci√≥n pr√°ctica.

Color: no es el √ļnico medio para orientar a las abejas. Si las colmenas no tienen color, las abejas son guiadas por la distancia desde su casa hasta la esquina m√°s cercana del pabell√≥n o por otros signos visuales. Pero, sobre todo, se gu√≠an por el olor de su propia familia.

Tambi√©n tiene gran importancia el olor, que se extiende desde las abejas de olor del cuerpo de trabajo. Las abejas son una manera asombrosa de que el cuerpo de la colmena, tan pronto como la necesidad de mencionar el hogar es particularmente importante, como en los primeros d√≠as c√°lidos de la primavera, cuando la idea de la situaci√≥n de la colmena nativo para un largo per√≠odo de letargo invernal ya ha conseguido han perdido o despu√©s de la liquidaci√≥n del enjambre en un nuevo hogar. En este caso, las abejas est√°n en la piquera y migratoria placa, volvi√©ndose hacia el orificio de colada de la cabeza y el levantamiento de las hacia arriba abdomen. Se abrazaron, y la gl√°ndula olorosa, vibrando alas, dirigida por la difusi√≥n de su olor hacia compa√Īeros que llegan.

El significado del color y el olor para las abejas

Fig. 65. Abejas “que usan colas”. Sentados cerca del grifo, las abejas indican el lugar donde visitaron, con la ayuda del olor que emiten sus fragantes gl√°ndulas. Agitando sus alas, crean una corriente de aire que persigue el olor para encontrarse con amigos que regresan a casa.

“Las abejas menean la cola”, dicen los apicultores alemanes. El olor, publicado al mismo tiempo, es el mismo para diferentes familias, por lo tanto, parece advertir “aqu√≠ hay abejas”, y no “aqu√≠ est√° tu familia”. Sin dudas, en las condiciones naturales de establecer abejas en huecos de √°rboles altos, el olor de la abeja era m√°s necesario para las abejas que en nuestros apiarios, donde las familias se concentran anormalmente en un solo lugar, como apartamentos en las casas de una gran ciudad. Por lo tanto, sin tener en cuenta los puntos de referencia visual, las abejas pueden convencerse, aunque para un olor m√°s d√©bil, pero familiar de su colmena, de que est√°n en la puerta de su casa. Este olor a colmena, dependiendo de los tipos de n√©ctar que se traen a √©l, el polen y muchos otros componentes que a√ļn no se han estudiado, tiene su propio car√°cter especial,



1 –∑–≤–Ķ–∑–ī–į2 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č3 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č4 –∑–≤–Ķ–∑–ī—č5 –∑–≤–Ķ–∑–ī (1 votes, average: 5.00 out of 5)

El significado del color y el olor para las abejas