Ataque o robo de abejas

Ataque o robo de abejas

En un momento c√°lido, al no tener una presa en el campo, las abejas intentan obtener ganancias de otras colonias de abejas.

En tales casos, las abejas giran alrededor de otras colmenas y prueban en alg√ļn lugar a trav√©s de la brecha, sin que las abejas que protegen las rampas, puedan entrar en la colmena, y algunas veces se trepan directamente a la rampa.

Las familias fuertes sanas en servicio, sin grietas, las colmenas reflejan el ataque, las familias como débiles y no marchitas no se resisten por mucho tiempo. Los ladrones de abejas que soplan rápidamente ganan miel, regresan a su colmena y llaman a otros a presa. La familia atacada pronto está rodeada por una nube de ladrones de abejas.

Si una familia atacada ten√≠a un √ļtero, los ladrones de abejas primero intentan matarlo, despu√©s de lo cual las abejas hu√©rfanas dejan de resistirse.

Alentados por el primer √©xito, los ladrones de abejas se vuelven muy audaces y molestos. Asaltan a familias enteras y a otras familias, en alg√ļn lugar donde ellos mismos mueren, o, habiendo obtenido una victoria, saquean las reservas de miel. Las abejas robadas a veces se unen a los ladrones y junto con ellos cometen un robo, llamado “matanza” de los apicultores. Todo esto a menudo se observa en las √°reas de congesti√≥n de colmenares n√≥madas despu√©s de que se termina el soborno.

Si la intervención del apicultor no detiene el ataque, entonces las familias, exterminándose mutuamente, se debilitan mucho, se vuelven huérfanas y muchas quedan completamente destruidas.

La apariencia de un buen soborno contribuye al cese inmediato del robo.

A veces sucede que las abejas se roban miel entre sí en secreto y con impunidad.

Agitaci√≥n de las abejas cerca de cualquier colmena, mientras que cerca de otras colmenas las abejas se comportan con calma o no. evidentemente, es una se√Īal segura de que la familia de esta colmena est√° siendo robada, o se est√° robando a s√≠ misma.




Ataque o robo de abejas